¿Deberían los niños ir a citas de juegos? ¿Los parques infantiles son seguros? Esto es lo que dicen los pediatras.

Los padres que se preguntan si está bien llevar a sus hijos al patio de recreo mientras el mundo implementa medidas cada vez más estrictas para frenar la propagación del coronavirus obtendráesta respuesta inequívoca del Dr. Gregory Cain, un pediatra en Port Orchard, Washington.

«No.»

¿Qué tal un partido de baloncesto o béisbol en el parque?

—Eso es un gran no —dijo Cain—.

¿Caminando por aceras o senderos?

«Creo que si uno es realmente, muy cuidadoso y se adhiere a un estricto distanciamiento social, creo que puede argumentar que esas son cosas razonables que hacer», dijo Cain.

Pero aconseja a los caminantes que den a los demás una amplia litera, incluso amigos y otras familias del vecindario.

En este momento, las interacciones de los niños deben limitarse a los hermanos y otras personas que forman parte del hogar inmediato, según Caín.

La Dra. Niran Al-Agba, pediatra en Silverdale, Washington, dijo que su consejo es limitar el contacto a grupos pequeños que forman parte de un círculo inmediato de familiares u otros contactos. Ella piensa jugar alrededor del vecindario cerca de casa está bien con las precauciones de distanciamiento social.

«No creo que debamos hacer reuniones informales. No creo que la gente deba salir a las citas de juego», dijo Al-Agba.

Para los padres que deben seguir trabajando fuera del hogar, aislar a los niños de la mayoría o de todos sus compañeros no es una opción, reconoce Al-Agba. Pero para las familias que sí tienen la opción, su consejo es claro.

«Nunca me atrevería a juzgar la situación de nadie más, pero si puedes quedarte en casa, quédate en casa», dijo. «Estoy preocupado por nuestra gente mayor. Cuanto más interactúan los niños, más lo van a difundir».

Esto se debe a que los niños que tienen la enfermedad pueden no parecer enfermos.

Cain cita datos de Corea del Sur, que tiene un agresivo programa de pruebas de coronavirus, que muestra que el 5% de los niños analizados estaban infectados, y de esos niños, la mayoría eran asintomáticos. Esa es una noticia muy preocupante, dijo Cain, considerando que podrían estar propagando la enfermedad a los abuelos u otros adultos mayores que son mucho más vulnerables a enfermarse gravemente o morir de COVID-19.

La noticia positiva es que Corea del Sur tiene una tasa de incidencia relativamente baja de infección en comparación con otros países, como Italia, donde la enfermedad es desenfrenada.

Los datos de China sugieren que la mayoría de las muertes por COVID-19 se han producido entre adultos mayores de 60 años y entre personas con enfermedades subyacentes graves, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los primeros datos de los Estados Unidos indican que la tasa de mortalidad en personas de 65 a 84 años de edad que oscila entre el 3% y el 11%, informó el miércoles de los CDC. La tasa en personas de 85 años o más oscila entre el 10% y el 27%.

Parques infantiles como fuentes de infección

El coronavirus puede transmitirse cuando las gotas de moco de un estornudo o tos se transmiten por el aire y de las gotas que aterrizan en superficies. Los estudios muestran que sin desinfección, el virus persiste en algunas superficies durante días, lo que significa que el gimnasio de la selva del vecindario o el aro de baloncesto es una fuente potencial de infección.

El coronavirus en el aire sigue siendo viable hasta tres horas, según una investigación de un consorcio de expertos en enfermedades infecciosas publicado recientemente en el New England Journal of Medicine. Otra fuente que Cita Al-Agba indica que el virus puede vivir en plástico y acero inoxidable hasta tres días, y permanece en madera, vidrio y papel durante cuatro a cinco días.

Se necesita un «chequeo de tripas» nacional

Para Caín, que tiene 65 años con condiciones de salud subyacentes, la amenaza del coronavirus es personal. También le preocupa que su madre de 88 años viva asistida, que fue enfermera durante el brote de poliomielitis de la década de 1950. Durante la epidemia de la enfermedad que causa parálisis, como ahora, la única manera de prevenir la propagación antes de que se desarrollara una vacuna era autoponerse.

Caín se emocionó hablando de su madre, que estaba en la primera línea de cuidar a los pacientes en los pulmones de hierro (un precursor de los ventiladores).

«Ese fue un tiempo en el que los estadounidenses realmente, realmente se juntaron, y sí, la gente estaba asustada pero escucharon la salud pública y se aislaron porque era lo único que podían hacer», dijo Cain.

«Sólo espero, que ella ha arriesgado su vida por nosotros, no la matamos. Como americanos tenemos que tener un verdadero control de tripas en este momento. Somos un país fuerte. Somos un gran pueblo, pero tenemos que sacrificarnos el uno por el otro».

«Esto es real», dijo Al-Agba. «Estamos perdiendo cada vez más tiempo cada día.»

Dicho esto, Al-Agba insta a los padres a ser amables consigo mismos mientras trabajan para proteger a sus hijos y a los demás.

«No quiero que la gente tenga miedo de vivir», dijo. «Se trata de ‘suficientemente bueno’ no ‘perfecto'».

Caín y Al-Agba ofrecieron más orientación para la vida diaria a medida que continúan las medidas de mitigación del coronavirus.

¿Están bien las fechas de juego y las pijamas?

Cain (risas): «Estoy tratando de decir algo sin usar blasfemias. No, absolutamente, en absoluto.

¿Pueden mis hijos andar en bicicleta por el vecindario?

Caín: Sí, mientras los niños no se detengan a charlar con amigos, lo que conlleva el potencial de «intercambiar toques», dijo Cain. No sé cómo dibujas esa línea.» Dependiendo de la edad de su hijo y su capacidad para entender y cumplir con las precauciones, puede ser necesaria la supervisión de los padres».

¿Deberíamos dejar de visitar a los abuelos?

Cain: A menos que tus abuelos, tías y tíos, y otros parientes mayores ya vivan en la casa, omita las visitas en persona. En su lugar, realice llamadas telefónicas y, si la tecnología está disponible, programe visitas virtuales en línea. Si su pariente vive en una vida asistida o en un hogar de ancianos, no se le permitirá visitarbajo las restricciones actuales en todo el estado.

Confío en los abuelos para el cuidado de niños. ¿Qué hay de eso?

Al-Agba: Eso está bien siempre y cuando la abuela esté cuidando a los mismos niños que ella ha estado cuidando. El objetivo no son nuevas exposiciones.

¿Aún podemos pasear a mi perro? ¿Qué hay de los parques para perros?

Cain: Debido a que los perros se acurrucan, lamen y babean sobre sus compañeros humanos, su piel y saliva podrían ser una fuente de transmisión del coronavirus. Cuando camines a tu perro, no dejes que interactúe con perros que no son parte de la familia inmediata. Cain aconseja no llevar a tu perro al parque para perros en este momento.

Los CDC no han recibido ningún reporte de mascotas u otros animales enfermando con COVID-19. «Se necesitan más estudios para entender si coVID-19 podría afectar a los diferentes animales y cómo podrían verse afectados por ellos», afirma el CDC.

¿Debo llevar a mis hijos a la tienda de comestibles?

Al-Agba: No a menos que no tengas otra opción. «Toda la familia no debería estar en la tienda de comestibles en este momento.»

¿Qué pasa si mi hijo está mostrando síntomas?

Caín: Su oficina está haciendo casi 100% visitas virtuales. Si tu hijo (u otro miembro de la familia) está mostrando síntomas similares a los de la gripe, llama al médico. No vaya a la sala de emergencias ni a otra clínica. Cain dijo que ha sido capaz de dar a las familias orientación sobre el tratamiento y monitoreo de los síntomas en casa. El objetivo es prevenir viajes innecesarios a Urgencias y reducir la propagación de la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *